ZZ Marche pour la vie

Na foto: Marcha pela Vida de Paris deste ano, com muitos milhares de manifestantes sob uma chuva impiedosa (é visível, inclusive, uma bandeira portuguesa, no meio do cortejo).

Presidente Francês, Macron, na ONU: « I always say : present me the lady who decided, being perfectly educated, to have seven, eight, nine children ». Para alguém que pretendia renovar a cena política francesa, senão mesmo europeia, e apresentado pelos meios de comunicação como portador de uma lufada de ar fresco e de uma nova forma de fazer política... é estranho considerar que uma mulher, seja ela africana ou europeia, com estudos superiores ou não, rica ou pobre, não possa ter 7, 8, 9 filhos, de resto como tinham as mulheres francesas há 3 gerações atrás.

Famílias numerosas de vários países, entre eles Estados Unidos e Espanha, para citar apenas 2 exemplos continuam a sua campanha #PostCardforMacron enviando fotografias bem expressivas com toda a larga prole do casal...

https://www.enmarchepourlavie.fr/

https://www.lesalonbeige.fr/postcardformacron-les-meres-de-famille-nombreuse-repondent-a-macron-a-quand-les-meres-francaises/

#PostCardForMacron : les mères de familles nombreuses américaines répondent à Macron. A quand les mères françaises?

Gabrielle Cluzel s’insurge :

“Quand on est président, il faut, plus que quiconque, tourner sept fois sa langue dans sa bouche avant de parler. Emmanuel Macron ne l’aurait-il pas encore tout à fait intégré ?
C’était le 26 septembre dernier, à l’événement Goalkeepers, en marge de l’Assemblée générale des Nations Unies à New-York. Arpentant le podium, il déclare tout de go : « I always say : present me the lady who decided, being perfectly educated, to have seven, eight, nine children ».

Bien sûr, il faut remettre la phrase dans le contexte : son intervention évoquait la natalité en Afrique. Mais quelles que soient les femmes destinataires, dans son esprit, de ce compliment délicat – on s’étonne d’ailleurs qu’aucune féministe ne dénonce cette incursion autoritaire d’un « mâle blanc » dans l’intimité de femmes africaines, qui ne subissent peut-être pas toutes leur maternité, dont les enfants sont parfois la seule richesse et qui, après tout, ne sont en toute logique pas les seules (quid des pères ?) à devoir être interpellées – les mots ont un sens et ils ont de quoi mettre en colère les mères de famille XXL : niveau d’éducation et nombre d’enfants, selon Emmanuel Macron, seraient donc inversement proportionnels. Les berceaux contre le cerveau.
Certaines Américaines ont fort peu apprécié la plaisanterie – dire que l’on raille la goujaterie machiste de leur propre président… – et lui ont obligeamment envoyé une photo de leur (nombreuse) progéniture accompagnée de leurs (non moins nombreux) diplômes. C’est Catherine R. Pakaluk, professeur de recherche en sciences sociales et économie à l’université qui a créé le hashtag #PostCardsForMacron, partageant aussi sec un cliché de 6 de ses 8 enfants” (suite)

https://www.forofamilia.org/noticias/macron-y-los-estudios-de-las-madres/

Macrón y los estudios de las madres

Es algo conocido que la Fundación Gates es el instrumento mediante el cual Bill [Gates] emplea ingentes sumas de dinero para esparcir por el mundo el mensaje anticonceptivo como remedio para la pobreza, la cual, según el errático diagnóstico del informe Kissinger, encuentra su origen en una supuesta superpoblación. De este enmascarado control sobre el territorio internacional por parte de los Estados Unidos (a partir de McNamara y Nixon), disfrazado de filantropía en este caso concreto, derivan todas las teorías de la ideología de género, como teorías anticonceptivas en sí mismas. No es una opinión, es lo dice la primera presidenta del Fondo de Población de la ONU: “ya no se trata de controlar la población del mundo según los roles tradicionales de género, sino de cambiar los roles de género para controlar la población del mundo”. De aquellos polvos, estos lodos.

En el equipo de Gates está también Soros, la ONU, Planed Parenthood, los lobbies antifamilia, y los sectores más progresistas que se esfuerzan tanto en cambiar el lenguaje para que no parezca que estamos hablando de barbaridades.

Dentro de estos sectores a los que hago referencia está el presidente francés, Emmanuel Macron, obviamente invitado por la Fundación Gates para dar bombo a su libro antifamilia. Y no se le ocurrió mejor manera de hacerlo que diciendo, irónica y literalmente: “por favor, preséntenme a una mujer bien educada que haya decidido tener siete, ocho o nueve hijos”. Para información del desafortunado presidente, el 17% de los hogares franceses está compuesto por familias con tres o más hijos, en España son más de medio millón y en la Unión Europea son más de nueve millones las mujeres a las que el señor presidente ha tildado de incultas.

Normal que le estén bombardeando en las redes sociales estas mujeres, insultadas gratuitamente bajo el pretexto del “progresismo” antimaternidad, a fotos en las que aparecen ellas mismas junto con sus hijos y sus títulos académicos, con el hashtag #PostcardsForMacron (postales para Macron). Nos unimos gustosos a la iniciativa y os animamos a todas a quienes este tipo os haya insultado a compartirlo también.

No sé si con estas declaraciones meterán a Macron dentro del saco de los “ultras” (donde, por cierto, también están aquellos que juzgan a otros matrimonios por el escaso, a su juicio, número de hijos), pero desde luego el mensaje que ha lanzado, a la vez que inoportuno y desafortunado, es extremada y radicalmente ideológico.

Los padres estamos empezando a cansarnos de tanto ataque directo y gratuito escudado en estas modas de “nuevos valores”, ya tenemos muchos motivos para ocuparnos de defender no sólo a nuestras propias familias sino a todas, pero gracias, Macron, nuevos impulsos siempre serán bien recibidos si lo que desean es despertar al león dormido.